miércoles, 2 de noviembre de 2016

Cómo me cuido el cabello #haircare


¡Buenos días! Hoy de nuevo vengo con un post de la sección belleza del blog, pero esta vez vamos a hablar de los cuidados del cabello. Os voy a contar cuáles son mis imprescindibles en este terreno, qué cosas me funcionan y cuáles conviene evitar, y la rutina más saludable para mi pelo que he ido adoptando con el paso de los años. Y es que no siempre he sido de esas que cuidan su pelo, ya que si me pongo a enumerar las "torturas" a las que lo he sometido durante mi adolescencia probablemente este post sería mucho más largo (coletas muy tirantes, champú de caballo para dejarlo liso, secadores y planchas día sí y día también, extensiones de silicona, decoloraciones...) 

Como habréis podido observar, me encanta llevar el pelo extra-largo, por lo que es importante usar buenos productos y mimar el cabello para que luzca saludable y no se rompa ni caiga en exceso.
En primer lugar, os quiero recomendar un tratamiento de champú y crema llamado Damage Remedy que descubrí hace unas semanas gracias a Octoly y que ya se ha convertido en un imprescindible para mí, ya que me deja el pelo "como nuevo". Es difícil de explicar con palabras, pero tras su uso me da la sensación de tenerlo renovado, más fuerte y denso (y por supuesto más brillante). Supongo que esto es gracias a la proteína de quinoa que ayuda a reparar el cabello y fortalecerlo, y para usar este tratamiento solo tengo que lavarlo primero con el champú, y tras la retirada de este, aplicar el acondicionador y dejarlo actuar durante unos cinco minutos. 


Tras el lavado, siempre dejo secar el pelo al aire y después lo moldeo con mi Ghd que además le aporta un plus de brillo, no sin antes aplicarme la Keratina protectora del calor de Kosswell (mi favorita porque no apelmaza para nada el cabello y lo deja muy suelto e hidratado). Una vez ya tengo el pelo " al gusto" me pongo un poco de serum o aceite de argán en las puntas, y ¡listo!
Eso sí, la plancha solo la utilizo cuando me apetece llevar el pelo suelto, porque si quiero recogerlo o trenzarlo evito usarla y así dejo a mi cabello "respirar" un poquito de tanto calor. 


Como veis, no hago nada especial para cuidarme el cabello, pero sí que he tomado conciencia de la importancia de invertir en productos buenos que lo cuiden, hidraten y nutran en profundidad. 
No me quería despedir sin antes dejaros unos cuantos tips que aprendí después de mi visita a uno de los mejores centros de belleza que he podido conocer (puedes recordar el post pinchando aquí) y que a mí me han servido de mucho ;)

- No frotar el pelo con la toalla cuando lo tenemos húmedo, así evitaremos que se rompa.
- Dejar de lado las coletas o moños muy tirantes que debilitan muchísimo el cabello.
- El último aclarado para retirar el champú o mascarilla, con agua fría para que el pelo brille más.
- Utilizar peines de madera o de fibras naturales.
- Peinar el cabello antes de lavarlo.


¡Espero que os haya gustado el post de hoy y os sirvan de algo mis recomendaciones!
¡Un abrazo y hasta el próximo viernes!


2 comentarios:

  1. Tendré que apuntármelo porque tienes un pelo precioso.
    Un besito guapa❤️

    ResponderEliminar